2929 Views |  Like

Jean Dessès, el escultor de la silueta

Jean Dessès pertenece al selecto grupo de modistos, como Vionnet, Balenciaga y Madame Grès, cuya ropa combinó magistralmente la técnica de la Alta Costura con la estética escultórica. Su moda se hizo muy popular entre los años 40, 50 y 60, al construir vestidos de ensueño utilizando la técnica del drapeado. Entre su principal clientela destacó la realeza europea y las estrellas de cine, quienes lucieron durante décadas sus bellas creaciones. Asimismo, fue maestro de Valentino y de Guy Laroche, quien llegó a ser asistente de este gran modisto francés de origen egipcio en los años 50.

Jean Dimitre (Dessès) nació el 6 de agosto de 1904 en Alejandría (Egipto), aunque sus padres eran de origen griego. Comenzó a estudiar Derecho, pero en 1925 abandonó la carrera para empezar a trabajar en su verdadera pasión, la moda. Así entró a formar parte de la Maison Jane, una casa de costura parisina en la que perfeccionó su técnica. En 1937 abrió su propio salón de costura en París, pero no fue hasta la posguerra de los años 40 y 50 cuando su trabajo alcanzó el mayor éxito.

Jean Desses.

Jean Desses.

Su reconocimiento estuvo influenciado por sus vivencias durante la Segunda Guerra Mundial, cuando abandonó la ciudad de la luz y se dedicó a viajar por el mundo. Un sinfín de culturas y estilos de vida que trasladó a sus diseños, confeccionado creaciones fluidas, muy femeninas y refinadas en las que predominaban los drapeados que creaba directamente sobre el cuerpo de la clienta. Los vestidos en chiffon y muselina, inspirados en las túnicas de la antigua Grecia y Egipto, fueron su gran contribución al diseño inmortal.

Desses11

Las características de su fama la constituyeron vestidos en los que predominaban exquisitos drapeados, corpiños o mangas kimono, aderezadas por su afición a la asimetría y al ornamento, que transformaban cada prenda en una obras de perfecta arquitectura gracias a grandes bolsillos, hombros caídos o volantes. Recurrió con frecuencia a sus orígenes egipcios para trasladar el mundo antiguo a sus creaciones, dando forma a varias colecciones a finales de los años 50 que tenían al país de los faraones como recurso entre vestidos de gasa y seda que expresaban su particular interés histórico.

jeandesses

Dessès puso en auge los cortes complejos, las guirnaldas, las cintas, lazos, estolas y telas retorcidas. Una sensualidad conservadora que, además, encontraba vida en el color, pues siempre recurría a una paleta en la que predominaban los tonos crema o marfil para mantener la armonía visual e intentar desterrar al negro como tono estrella para la noche. Su habilidad con los tejidos y la innovación en cuanto a formas lo hacían único, por lo que pronto la realeza y las estrellas de cine se fijaron en sus diseños.

desses 1

Entre su clientela se encontraba la reina y las princesas de Grecia, la duquesa de Windsor y la relaciones públicas Elsa Maxwell. En 1962, diseñó el vestido de novia de Sofía de Grecia para su boda con Juan Carlos I de España y también diseño los trajes de la ocho damas de honor en tonos rosados, azulados y verdosos.

Jean

Asimismo, la piel era otro de los elementos que tenían cabida en los vestidos del modisto. Sus abrigos en degradado o el empleo de bandas de visón en bajos, puños o a modo de largas estolas fueron otra de las características de sus prendas, al igual que los dobladillos desiguales. Jugaba con el volumen y puso en auge la silueta aerodinámica, la cual confería a la mujer una sensación de movimiento incluso en reposo. 

El creador fue un verdadero precursor de la producción masiva de moda, pues en 1949 lanzó su línea de ropa prêt-à-porter: Jean Dessès Difussion, anticipándose a lo que la industria y la alta costura desarrollarían en los 60. Adaptó sus tejidos a las siluetas de la época y comenzó a confeccionar para Estados Unidos, donde afianzó el mercado del ready to wear.

Desses realizó el vestido de novia de Doña Sofía.

Desses realizó el vestido de novia de Doña Sofía.

En 1965, y afectado por su mala salud, Dessès cerró su salón de costura y se retiró a vivir a Atenas, donde continuó diseñando de forma independiente hasta su muerte el 2 de agosto de 1970. Su trabajo y su elegante estilo han continuado vigentes gracias a muchos otros diseñadores, entre ellos Valentino y Guy Laroche, sus dos grandes y más reconocidos ayudantes. El primero abriría su propia casa de moda en Roma en 1959 y Laroche haría lo propio en París en 1957. Ambos siempre han hecho referencia a su maestro como fuente de inspiración para sus colecciones.

model-in-tulle-and-lace-evening-gown-by-jean-dessc3a8s-photo-by-willy-maywald-paris-1950

Recientemente, sus diseños han vuelto a estar de moda en la alfombra roja al lucir sus característicos cortes actrices y modelos famosas como Naomi Campbell, Renée Zellweger o Jennifer López.

Texto: El Atelier.
Fuentes: Wikipedia y Fashion Encyclopedia.

Comparte esto