4604 Views |  2

Jacques Griffe, el maestro del drapeado

Jacques Griffe fue uno de los grandes diseñadores del siglo XX. Considerado un artista del corte y del drapeado fue coetáneo de Chanel, Elsa Schiaparelli, Balenciaga, Dior o Givenchy, entre otros reconocidos couturiers, contribuyendo con sus diseños a dar mayor prestigio a la alta costura francesa en los años 50, la cual había quedado mermada por el hundimiento financiero de 1929 y la guerra. Reconocido y admirado fue de los pocos modistos capaz de trasladar a la perfección una idea original desde el boceto a la tela, gracias a su maestría en el patronaje y en la confección sartorial.

Jacques Griffe nació el cerca de Carcassonne (Aude), en Francia. Desde pequeño estuvo rodeado de creatividad, pues su madre era una modesta sombrerera de la que aprendió a patronar y cortar la tela. Con 16 años, e influenciado por su progenitora, entró como aprendiz de un sastre local, pasando después a los talleres de la casa de moda Mirra, en Toulousse, donde desarrolló sus habilidades. Años más tarde decidió probar suerte en París y en 1936 fue contratado por Madame Vionnet, de quien aprendió sus novedosas técnicas de corte y esa firme apuesta de que el drapeado, que constituía la mejor forma de modelar la tela al cuerpo femenino.

El diseñador Jacques Griffe.

El diseñador Jacques Griffe.

En pleno apogeo de su creatividad, en 1939 tuvo que abandonar su trabajo en la casa Vionnet para servir al ejército francés durante la Segunda Guerra Mundial, conflicto bélico en el que acabó siendo prisionero de los alemanes durante 18 meses. Tras su liberación regresó a París, donde encontró trabajo en el taller de Molyneux, pero en 1941 decidió abrir su propio salón en la rue Gaillon, en el cual permanecería durante seis años hasta que se mudó a un local mayor en la rue du Faubourg Saint-Honoré. 

griffe by Frances McLaughlin

No obstante, en 1950, su anterior maestro Molyneux decidió retirarse de la moda y le cedió su establecimiento, sito en la rue Royale, a Griffe. Un cambio de ubicación para el cual contó con la ayuda económica de Robert Perrier y que le permitió iniciar su línea boutique, conocida como ‘Evolución’, dando así los primeros pasos de la alta costura hacia el pret-a-porter.

jacques_griffe

Su peculiar estilo, influenciado por Vionnet, se convirtió en reclamo de las mujeres de la época, quienes veían en sus diseños la perfecta unión de líneas modernas y conservadoras junto a un brillante manejo del color, pues Griffe se decantaba por una paleta cromática en la que predominaba el gris, rosa, malva, albaricoque, verde pálido, amarillo, azul brillante, azul marino y, sobre todo, el negro.

Fue precursor al introducir la chaqueta de corte rectangular, la túnica y la capa entre sus diseños, creando vestidos enteros o dos piezas en los que alpaca, lana, crepé y paño construían una figura elegante y sensual para la mujer, en la cual el drapeado y los plisados jugaban un papel determinante para dar fluidez a las prendas. Puso en tendencia los llamados trajes saco y las costuras ribeteadas en cintura y hombros, así como las mangas kimono, los blusones inflados casi redondos, las formas arqueadas en cuello y cadera a modo de abanico y los lunares.

gigi-in-velvet-evening-gown-featuring-a-bustle-in-the-back-by-jacques-griffe-photo-by-willy-maywald-paris-1951

Otra de sus innovaciones fue ampliar el largo de las mangas, unos diez centímetros más arriba de las muñecas, tanto para los diseños de día como de noche, al igual que introdujo en abrigos y chaquetas el doble cuello o la piel como elemento decorativo, además de las prendas reversibles. Un estilo sobrio pero repleto de glamour que apostaba por faldas lápiz o tipo bulbo acompañadas de chaquetas toreras o rectas con botones hasta la altura de la cadera.

dovima

Asimismo, sus vestidos de noche se convirtieron en seña de identidad de la casa, al incorporar el talle alto, fruncidos, maxi lazos, volantes o escotes halter que realzaban la silueta femenina entre volumetrías. También se le debe ser el creador de la llamada ‘medida de ballet’, al apostar por acortar los largos de los trajes de fiesta a media pantorrilla.

model-in-tulle-evening-gown-by-jacques-fath-photo-by-willy-maywald-paris-1951

Satén, tul, encaje, tafetán, terciopelo o brocado contribuyeron a impregnar de romanticismo cada uno de sus trajes, los cuales recordaban a las bailarinas de ballet e incluso a las vestimentas indochinas, pues se trataba de magistrales diseños ‘fourreaux’, cubiertos de túnicas vaporosas, que cambiaban su largo según las horas del día e iban abiertos lateralmente.

griffe

Por otra parte, Griffe también lanzó al mercado famosos perfumes como  Enthusiasme, Griffonnage y Mistigri, pero cuando su estilo comenzó a ser poco demandado por la industria decidió retirarse en 1968. El 24 de junio de 1996, el diseñador falleció en su casa de Villesiscle (Francia).

A pesar de que su destreza y habilidad como diseñador de alta costura ha sido insuperable, e inclusive su obra ha formado parte de diversas exposiciones en París y Nueva York, por desgracia su nombre ha caído en el olvido en el siglo XXI.

Texto: El Atelier.
Fuentes: Wikipedia, Fashion Encyclopedia, Metropolitano de Nueva York.

Comparte esto