82 Views |  Like

Naty Abascal se convierte en musa de la exposición ‘Una crónica de moda’

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid acoge hasta el próximo 2 de diciembre la exposición del premio TELVA Tributo 2018, ‘Una crónica de moda’ a través de la mirada única y exclusiva de su más célebre cómplice, comunicadora, prescriptora, musa, clienta y coleccionista: Naty Abascal, según informa la entidad cultural en su página web.
Belleza, elegancia y cultura son los pilares sobre los que se crea la colección de Naty Abascal conformada en las últimas cinco décadas, desde que realizara aquella mítica portada de Harper’s Bazaar con fotografías de Richard Avedon. Una muestra que sería imposible sin las complicidades forjadas con algunos de los mejores couturiers, fotógrafos y artistas de finales del siglo XX y principios del XXI, referencias y relaciones que pueden verse explicitadas en los diálogos entre las piezas y las fotografías que las hicieron míticas.

La exposición vincula piezas de alta costura de diseñadores como Cristóbal Balenciaga, Valentino Garavani, Hubert de Givenchy, Giorgio Armani, Oscar de la Renta, Yves Saint Laurent, Azzedine Alaïa, Elie Saab, Roberto Cavalli o Jacqueline de Ribes, con la contemporaneidad creativa en otras disciplinas, con los referentes artísticos de los que bebieron sus creadores o con el entorno artístico que rodea a la gran amante del arte y de la moda que es Naty Abascal. Creaciones que se acompañan de fotografías de Richard Avedon, Peter Beard, Lord Snowdon, Frank Horvat o Norman Parkinson, convirtiéndose así en arte reinterpretado por algunas de las miradas más magistrales del siglo XX.


Fotografías de moda y retratos que contribuyeron a definir durante las últimas décadas los conceptos de belleza, elegancia y cultura. Una cultura en la que la ‘amistad’ es el eslabón clave para colaboraciones con algunos de los artistas más legendarios de finales del siglo XX como Salvador Dalí, Andy Warhol, Francis Bacon, Tom Wesselmann, Roy Lichtenstein, Fernando Zóbel o Günther Forg, algunas de cuyas obras acompañan también a las excepcionales piezas de indumentaria de la colección Naty Abascal.

En base a estos referentes la exposición incluye artesanía, así como piezas decorativas personales de Naty Abascal, siendo todas ellas símbolos de su amor por la belleza en cualquiera de sus manifestaciones: pintura, escultura, fotografía, interiorismo, orfebrería y joyería, o sencillamente a través de su inmensa biblioteca de magníficos libros vinculados a la creación artística. Nos adentramos así en sus escenarios vitales para intentar comprender esa complicidad entre arte y moda que ha impulsado su vida.


En términos expositivos, sin perder la referencia etimológica del origen y significado de la palabra crónica, se ha pretendido que esta “crónica de moda” no se cuente como una mera sucesión de hechos históricos, sino como un relato vital y coral que integra en su discurso no sólo las referencias, relaciones y transferencias entre el mundo de la moda y el arte, sino que además y, sobre todo, lo hace a través de la mirada, de la sensibilidad y de la pasión de quién ha sido en primera persona testigo y protagonista de los grandes cambios de la moda contemporánea. Con ello se ha querido, además de poner en valor su magnífica colección de moda y arte y evidenciar los diálogos conceptuales, artísticos o estéticos que se pueden establecer entre las piezas, ir más allá y trasladar a esta exposición el universo vital, emocional e intelectual de Naty Abascal.
Texto: El Atelier.
Fotos: Agencias.
Comparte esto