396 Views |  Like

Pierre Cardin, el gurú de la geometría

A sus 93 años hay muchos que le siguen considerando el mayor visionario del mundo de la moda. Su olfato para los negocios le hizo ser el primero que diseñó para las masas y lanzó una colección prêt-à-porter. Además, fue pionero en utilizar su nombre para innumerables productos, desde muebles y agua mineral hasta tocadiscos. Su carrera infatigable ha estado marcada por destacadas invenciones, como las medias de colores… Un imperio del lujo creativo que ha grabado el nombre de Pierre Cardin a los anales de la historia. “No quiero morir. El resto ya lo he alcanzado”, afirmaba el couturier en una reciente entrevista. Así ha sido. Su legado es inmortal.

Pietro Cardini nació en la región italiana de San Biagio de Callalta, muy cerca de Venecia, el 2 de julio de 1922. Con tan solo dos años su familia se trasladó a St. Etienne, París, donde su padre se instaló como comerciante de vinos y por lo que decidió cambiar su nombre al de Pierre. Estudió arquitectura, aunque la moda siempre le atrajo, y cuando cumpló 23 años de edad se marchó a la capital francesa donde comenzó a trabajar en una casa de alta costura con Jeanne Paquin.

El diseñador, Pierre Cardin.

El diseñador, Pierre Cardin.

Posteriormente pasó a formar parte del taller de Elsa Schiaparelli, hasta que en 1946 le encargaron la confección de los trajes de la película La bella y la bestia, donde tuvo la oportunidad de conocer a Christian Dior. Un año después de este encuentro se convirtió en jefe del atelier del gran maestro, en el que permaneció hasta 1950. Intentó trabajar para Balenciaga, pero tras ser rechazado en varias ocasiones el modisto decidió ese mismo año fundar su propia casa de moda en la Rue Richepanse, una maison en la que inicialmente se dedicó a crear trajes y máscaras para el teatro hasta que en 1953 presentó en solitario su primera colección de alta costura.

c

Su estilo vanguardista y sus diseños futuristas le hicieron valedor de un éxito inmediato. Le encantaban las formas geométricas, sin importarle el cuerpo al que vestía, por lo que esta idea le llevó e innovar y a convertirse en el primer creador de moda unisex, la cual veía como un experimento y no como una práctica en tendencia. De esta manera, Pierre volvía a adelantarse en el tiempo a sus colegas de profesión.

e2df09576e6ea42cf58d4816ccefb7ef

Sus diseños sustituían la sugestiva, aunque todavía tradicional importancia, de la figura femenina a la hora de vestir, por lo que rompían con todo lo establecido hasta el momento. Comenzó a introducir medias de color, pantys negros tupidos o formas redondas o romboidales como marcas distintivas de la amplia gama de sus diseños. Ejemplo de su creatividad serían sus famosos vestidos burbuja que, en 1954, se convirtieron en garante de su universo e impulsaron su primera boutique, Eve, radicada en la rue du Faubourg Saint-Honoré.

pierreca

Partidario de las líneas rectas y limpias, demasiado arquitectónicas, y de la ausencia de ornamentos innecesarios, sus vestidos causaron sensación para la época, unas propuestas que resultaban sorprendentes e innovadoras, pero que la mayoría de mujeres no se atrevían a usar. Siempre en colores lisos, con predominio de los primarios, la propuesta de Cardin ponía especial atención en los materiales y a los detalles.

LEAD Technologies Inc. V1.01

LEAD Technologies Inc. V1.01

No obstante, sería en 1956 cuando su nombre logró dar el salto a nivel internacional con una colección de trajes flous y, tres años después volvió a sorprender al crear por primera vez una propuesta de alta costura para hombres, justo el mismo año en que fue expulsado del Chambre Syndicale por lanzar una línea prêt-à-porter femenina que creó para los grandes almacenes Printemps, la cual fue considerada inapropiada para un couturier.

l

Sin embargo, aunque años más tarde fue reintegrado a la Cámara de la Alta Costura parisina, él optó por retirarse definitivamente como miembro del Haute Couture cuando en 1963 volvió a revolucionar la moda con la expansión de su línea prêt-à-porter. Sin ya tener derecho a desfilar en la Semana de la Alta Costura de París, Cardin decidió inaugurar en 1971 el Espace Cardin, el clásico Théâtre des Ambassadeurs que adquirió en propiedad y que remodeló para exponer las creaciones de su firma y la de nuevos diseñadores emergentes.

vint

Durante los años 70, el nombre de Cardin se difundió por todo el mundo gracias a su visión para los negocios y a su inherente capacidad para atraer la atención de los consumidores con sus diseños de la era espacial. Pionero en abrir mercado en el continente asiático, concretamente en Japón, en 1971 se unió al equipo su fiel compañero Andrè Oliver, quien asumió en 1987 las colecciones de alta costura hasta su muerte en 1993. Asimismo, la marca también entró en el mundo de los automóviles hasta los años 80, al diseñar el interior de varios modelos de coches. Además, Pierre compró la cadena de tiendas Maxim’s e introdujo entre sus muchos artículos complementos de moda, joyas y muebles.

9a4dc593d338238589ee0680746b5273

En 1985, tras un acuerdo con Rusia, obtuvo una licencia para que sus creaciones puedan ser fabricadas y vendidas en la por entonces Unión Soviética. Al año siguiente ya tenía empleadas más de 160.000 personas en casi un centenar de países; cadena empresarial que aún hoy distribuye bajo la firma Cardin más de 250 productos, desde ropa hasta muebles, pasando por relojes, perfumes y flores.

2013

En 1985 recibió el Oscar de la moda por su contribución al mundo del diseño y, en 1996 el veterano modisto decidió colgar la cinta métrica y abandonar las pasarelas, lo cual lo mantuvo alejado del calendario de desfiles hasta 2013, año en que decidió regresar a la primera fila de la costura. Sus creaciones volvieron a brillar con luz propia bajo el nombre de Maxim’s de París, colección unisex que fue presentada en el club homónimo de la rue Royale.

1003a1586714374963cab6607b0fa0bc

Tras la buena acogida, en 2014 volvería a hacer lo propio, aunque en esta ocasión en el museo Espace Evolution que Cardin abrió en París, concretamente en el barrio de Le Marais. “He organizado desfiles de moda durante 60 años de mi vida, y, ahora, quiero estar por mi cuenta, para presentar cuando quiera. No quiero tener ninguna obligación. Soy libre, no dependo de nadie”, confesó un couturier que aún hoy sigue siendo único.

Fuentes: Wikipedia, MCM Biografías y El Mundo
Comparte esto