83 Views |  Like

La esencia de Roselinde se fusiona en una retrospectiva de sus creaciones

Pasado, presente y futuro se dieron este pasado viernes la mano para homenajear toda una década de sensualidad en forma de joyas. Piezas repletas de esencia con las que la firma Roselinde, adscrita al programa Tenerife Moda, ha querido celebrar su décimo aniversario a través de una exposición retrospectiva en la que sus clientas se han convertido en las protagonistas al posar con estas creaciones de fantasía para un calendario con el que, cada mes del próximo año, se vestirá de inolvidables momentos.

La diseñadora Ros Jiménez, alma mater de la enseña, eligió el emblemático Hotel Mencey de la capital tinerfeña para festejar este cumpleaños con un entrañable evento repleto de detalles, en el que inertes maniquíes lucían vistosos collares, hombreras y brazaletes de plumas ante la curiosa mirada de los asistentes.

Un total de once piezas exclusivas, realizadas con las 20 colecciones que ha lanzado al mercado Roselinde a lo largo de estos diez años, brillaban con luz propia en esta original exposición donde creaciones únicas se fusionaban con las imágenes en blanco y negro, a cargo del fotógrafo Alfonso Bravo, y que han protagonizado incondicionales clientas de la marca. Maxi collares, pendientes y pulseras donde prima la versatilidad y volumetría característica de la enseña y que, posteriormente, se subastaron entre los asistentes. Recaudación que irá destinada a la Asociación Española contra el Cáncer.

Una emocionada diseñadora que quiso agradecer la presencia esa noche de tantos amigos y clientas a una fiesta de cumpleaños llena de recuerdos, celebración a la que también se unieron el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, el vicepresidente socioeconómico, Efraín Medina, el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, o la presentadora de TVE, Beatriz Jarrín, quienes también quisieron brindar junto a la creadora por su largo camino de éxitos.

La diseñadora Ros Jiménez.

Ros Jiménez recordó que desde el primer desfile donde participó con su incipiente firma, el cual tuvo lugar en la extinta discoteca Nooctúa,  sus sueños han ido poco a poco transformándose en realidad. Una pasión por la moda que, junto a  su pareja, ha ido consolidándose en el tiempo, logrando no solo hacerse un hueco en un sector tan competitivo como el de la bisutería, sino que su marca sea lucida también por muchas celebrities a nivel nacional.

La diseñadora, que comenzó en este mundo por hobby diseñando sus propias camisetas, nunca imaginó que su cariño y buen gusto acabarían dando paso al nacimiento de su firma Roselinde. “He cumplido un gran sueño, no sólo creando mi marca sino logrando que se mantenga a lo largo de los años, lo cual ha llevado implícito un gran esfuerzo personal y, sobre todo económico. Cumplir diez años es un punto y seguido en mi trayectoria profesional, añadiendo un extra de motivación que me da fuerzas para seguir creando e innovando a través de la incorporación de nuevos materiales, texturas y formas”, subraya.

Sus diseños se caracterizan por la mezcla de componentes que utiliza, por la multifunción de muchos de ellos y por la diversidad de estilos que abarca, desde piezas más tribales a otras más sofisticadas e incluso con guiños minimalistas.  Joyas cuya inspiración nace de un viaje, de un libro, de una canción o también de algún material o piedra que le llame la atención.

Texto: Mónica Ledesma.
Fotos: Carlos M. Anglés.
Comparte esto