187 Views |  Like

Ana Seco, arte hecho moda

Artista, diseñadora, cooperante, nómada y ciudadana del mundo. Así se define Ana Seco, una artista canaria que en sus 25 años de trayectoria profesional no solo ha encontrado en la moda una manera de plasmar su arte en tela, sino la de transformar su pasión y oficio en pespuntes de solidaridad. Desde el año 2005, esta creadora plástica combina su faceta artística con la docencia, colaborando junto a diversas ONG e instituciones públicas en un interesante proyecto de voluntariado que la ha llevado a ser la responsable de la creación de la primera diplomatura de moda de Etiopía.

Resumir la vida artística de Ana Seco es casi misión imposible, pues su inquietud por aprender, enseñar y transmitir la han hecho viajar por medio mundo para beber de diferentes culturas. Recuerda sus inicios en el mundo de la moda, cuando al terminar la carrera de Bellas Artes impartió un curso en la academia Estudio e Imagen de Tenerife, donde se dio cuenta del amplio potencial que ofrecía este sector y en el que, además, podía plasmar sus obras en nuevos soportes. Por ello, decidió seguir formándose en Madrid y en Nueva York en Diseño y Moda, ciudad esta última en la que durante cinco años estuvo realizando colecciones para diversas empresas textiles.

La diseñadora Ana Seco.

En el año 2013, tras reubicarse en Canarias, decidió crear un proyecto de empresa con el que unificar sus dos ramas de trabajo, el arte y la moda, surgiendo así la marca Seco-Seco que, con una colección permanente titulada Canary Nature, va ampliándose cada temporada con nuevas obras plasmadas en el textil, reflejando siempre la naturaleza canaria a través de complementos y ropa de baño cuyos estampados se inspiran en la flora y fauna de las Islas.

«Mi diseño es atemporal, por lo que a mi colección voy añadiendo nuevos prints que nacen de mis obras de arte», explica Ana Seco. «Actualmente, cuento con seis estampados que dan vida a fulares, abanicos, neceseres, bolsos, camisetas, pareos, caftanes y ropa de playa, pequeñas obras de arte coloridas y alegres que cobran movimiento a través de una moda respetuosa con el medio ambiente y en la que fusiono arte, moda y artesanía», añade.

Moda que no solo transmite alegría, sino que lleva implícito un mensaje reivindicativo con el fin de preservar la flora y fauna endémica canaria que se encuentra en peligro de extinción y cuyas características se explican en una etiqueta que acompaña cada obra. «Hasta antes de la pandemia, el turismo había sido el principal cliente de mis colecciones de complementos, por lo que hoteles, aeropuertos y grandes almacenes conformaban los 40 puntos de venta de la firma. Ahora, todo se ha visto paralizado y las ventas han bajado a cero, lo cual me ha llevado a reinventarme», apunta.

En este sentido, la diseñadora comenta que las pasadas navidades decidió poner en marcha junto a otra diseñadora un espacio polivalente de arte, diseño y artesanía que, bajo el nombre de La Createca ha logrado reunir a más de 20 creativos de Tenerife en un original showroom que se gestiona en forma de sharing y donde cada marca puede exponer sus productos temporalmente y vender directamente al cliente, de forma que su único gasto sea el alquiler de su ‘parcela’.

Asimismo, Ana Seco resalta que aparte de este proyecto su labor de voluntariado en proyectos de cooperación para el desarrollo en los terrenos del arte y el diseño continúa en activo. Una actividad que, desde el año 2005, la han llevado a viajar a países lejanos como Etiopía, Egipto, Turquía, Vietnam y China donde, en colaboración con ONG locales y las embajadas de España, ha logrado poner en marcha diversos programas formativos especializados en diseño y moda. «Actualmente, y a pesar de la pandemia, continúo junto a la ONG Abesha Etiopía impartiendo cursos en este país, aunque vía online, además de preparar junto al resto de profesorado todo el material didáctico de estos estudios, que se basan en asignaturas sobre energías renovables, economía circular y el llamado zero wave».

«Es una parte de mi actividad artística que me aporta muchas satisfacciones personales, pues en estos países la moda se ha erigido como una salida económica para la población más vulnerable, especialmente las mujeres, ya que grandes empresas textiles como H&M o Zara están abriendo fábricas en este país y demandan trabajadores cualificados», subraya. Asimismo, esta actividad le ha permitido traer a ediciones pasadas de la Feria Internacional de la Moda de Tenerife a profesores y diseñadores emergentes del país africano, con el objetivo de intercambiar experiencias.

Aunque en un principio su misión docente en Etiopía comenzó junto a las Salesianas, con el objetivo de promocionar a la mujer, finalmente el país africano se percató del gran potencial que ofrecían estos estudios de moda y decidió convertirlos en diplomatura oficial, abriendo la formación también a los hombres. «Se trata de introducirlos en el mundo de la moda europea pero sin que pierdan la esencia de sus telas y de su cultura. Muchos alumnos ya trabajan para empresas europeas y otros han abierto sus propias tiendas de diseño, logros que como profesora recompensan todo el esfuerzo», puntualiza.

Arte, moda, cultura y, sobre todo, ilusión se hilvanan a los sueños de Ana Seco. Una creadora de mente inquieta que ya ultima su próxima obra para plasmarla en la tela. «El nuevo estampado de mis colecciones tendrá al pájaro mosquitero y al Aloe Vera como protagonistas, además de preparar otro proyecto con la retama blanca de El Teide», concluye.

Texto: Mónica Ledesma.
Fotos: Cedidas por Ana Seco / Tenerife Moda.
Comparte esto