179 Views |  Like

Álvaro Lucas Santos, vencedor de Jóvenes Diseñadores con ‘Lissomwo’

Mujeres empoderadas, seguras de sí mismas, coquetas y juveniles.  Aires cosmopolitas que envuelven la silueta femenina bajo un cuidado patronaje en el que las prendas se desestructuran para combinarse con elementos impensables. Volumetría, superposición, transgresión y modernidad que bajo el nombre de ‘Lissomwo’ hace un guiño a las primeras féminas deportistas que se introdujeron en un mundo de hombres, abriendo camino a nuevas generaciones.  Una propuesta con brillos y toques punkies que, bajo el sello de Álvaro Lucas Santos con su marca Baro Lucas,  logró alzarse el pasado 11 de abril como la ganadora del XI Concurso de Jóvenes Diseñadores de Tenerife.

Color, innovación, vanguardismo, guiños parisinos e incluso hombres que rompen estereotipos centraron las propuestas seleccionadas entre más de 70 candidatos presentados de todas las partes del mundo, unas colecciones que transformaron la nueva edición de este certamen en una oda al diseño novel gracias a los seis finalistas que desfilaron sobre una pasarela que cada año crece no solo en espectáculo sino en expectación.

Las propuestas a concurso fueron valoradas por un jurado experto, presidido por la actriz Bibiana Fernández, el cual eligió la del joven diseñador vallisoletano Álvaro Lucas como la gran vencedora de una noche única. Asimismo, el segundo premio recayó el tinerfeño Marc Phillipe Guerin con su propuesta ‘Deep Rose’,  mientras que el catalán Samuel González Salguero con ‘Corazón Loco’, obtuvo el premio del jurado a la colección más comercial.

El evento, con el que dio inicio la Feria Internacional de la Moda de Tenerife que se celebró hasta el día 14, en el Recinto Ferial, contó con la presencia del presidente del Cabildo, Carlos Alonso; el vicepresidente socioeconómico, Efraín Medina; el alcalde de Santa Cruz, José Bermúdez; el director de Tenerife Moda, José Eugenio Sánchez Giusepe, así como diferentes autoridades y representantes del sector de la moda y la confección textil y numerosos medios de comunicación locales y nacionales junto a destacados estilistas e influencers.

En esta nueva edición del concurso internacional han participado como finalistas Samuel González Salguero  (Barcelona), Marc Phillipe Guerin (Tenerife), Juan Antonio Real Camarero (Sevilla), Álvaro Lucas Santos (Valladolid), José Pérez Rubio (Jaén) y Antonio Luque Carmona (Córdoba). Durante acto, también se le entregó un reconocimiento al diseñador Amato y a Bibiana Fernández, al igual que se hizo entrega del galardón al ganador del Certamen de Fotografía Tenerife Moda, que recayó este año en Adrián Cabrera.

Amato.

Bajo la dirección artística de Daniel Pages, el evento contó con una gran puesta audiovisual en escena y el estreno de 120 metros cuadrados de pantallas curva de LED, así como del sistema de iluminación más potente del momento, Tarrantula. Una gala de tendencias, presentada por los periodistas María Doménech y Eugenio González, que además contó como invitado de lujo con el creador filipino de Alta Costura, Furne One, alma máter de la firma Amato con sede en Emiratos Árabes y que presentó en Tenerife su propuesta ‘War Collection’.

Álvaro Lucas Santos. Valladolid

(Primer Premio)

Este vallisoletano, de 26 años, logró el gran premio del jurado en el XI Concurso de Jóvenes Diseñadores de Tenerife con su firma Baro Lucas (BL), creada en 2017 y bajo la cual presentó su colección femenina ‘Lissomwo’. Con un amplio bagaje formativo, que incluye Patronaje y Moda en la Escuela Técnica de Valladolid e Ingeniería de Diseño Industrial y Desarrollo del Producto en la Universidad de Valladolid, sus inicios en moda se deben a los años que vivió en la ciudad salmantina de Béjar, donde se empapó de la tradición textil de este enclave, famoso por el uso de la lana natural con la que se confeccionan la famosas capas castellanas. A partir de entonces comenzó su curiosidad y formación en el sector, ampliando su experiencia junto a diseñadores de la talla de Amaya Arzuaga y Custo Barcelona. No es la primera vez que concurría a un certamen de jóvenes valores, pues anteriormente participó en la ABFashion Day (Albacete) donde su colección resultó ganadora.

Ahora, su segunda propuesta le ha dado de nuevo el triunfo en Tenerife. Una colección casual, inspirada en el lado más fuerte y poderoso de la mujer, en la que rememora a las primeras féminas deportistas que se introdujeron en un mundo de hombres para abrir camino a nuevas generaciones. Para ello, la colección se centra en prendas cargadas de contrastes, con guiños al movimiento punk, y en las que se mezclan colores que parten de la desestructura de los patrones complicados y de la combinación de elementos incompatibles. Destaca la volumetría y, sobre todo el color, que construye vestidos, faldas, pantalones, chaquetas y abrigos oversize. Una superposición de prendas que visten de transgresión y modernidad a la mujer actual en tejidos que van desde la lana natural, al cuero, la polipiel o el charol.

Marc Phillipe Guerin. Tenerife

(Segundo Premio)

A sus 32 años, este joven diseñador, nacido en Alicante y criado desde niño en Tenerife, logró alzarse con el segundo premio del certamen con su colección ‘Deep Rose’. Maquillador y estilista de profesión, la moda y el arte las ha llevado innatas en la sangre, pues en sus recuerdos de infancia recuerda que cogía las muñecas de su hermana a las que les hacía vestidos con los calcetines de su padre. Su formación en moda es autodidacta y es la primera vez que participa en un certamen de nuevas promesas del diseño, al cual optó en la edición anterior aunque sin la suerte de quedar entre los finalistas.

Su propuesta se inspiró en un viaje a Alemania, donde descubrió la magia del Europa-Rosarium, la mayor rosaleda del mundo ubicada en la ciudad de Sangerhausen. El aroma, el color y la belleza de estas flores y, en especial el color (deep rose) de una que se llevó de recuerdo, sirvió de eje para construir una colección en la que recupera la esencia de las pasarelas francesas de los años 90 con Yves Sant-Laurent o Thierry Mugler como referentes . Creaciones de glamour y volúmenes en las que cobró protagonismo la corsetería interior, cinturas altas, mangas jamoneras y vestidos vaporosos. Colores blancos, crema, rosas, fucsias, rojos, burdeos y negro, tomando el terciopelo como tejido estrella, predominaron en las prendas, que se fusionan con organzas, georgette y neopreno, bordado en cristales de Swarovsky, perlas, canutillos y lentejuelas.

Samuel González. Barcelona

(Premio Colección más Comercial)

Con la colección ‘Corazón loco’, este joven de 26 años, catalán de nacimiento pero residente en Sevilla,  consiguió el premio a la colección más comercial. Su propuesta femenina se inspira en la pasión y el drama de la obra lorquiana ‘Bodas de Sangre’, donde la sensualidad de la mujer se funde con claros tintes masculinos.  Su formación es autodidacta, aunque su sensibilidad por el patronaje le viene de su madre, una modista que le inculcó la pasión por el diseño. Tras crecer entre talleres de confección y realizar varios cursos con reconocidos patronistas, el pasado año dio el salto a la moda presentando sus colecciones en dos certámenes de nuevas promesas, quedando entre los cinco finalistas del AB Fashion New Talents (Albacete) y como ganador en Andalucía de Moda (Sevilla), respectivamente. Un peculiar estilo en el que funde el arte de la moda con su visión más comercial.

Su colección toma como ejemplo el folclore y la estética de la gente de los pueblos andaluces durante los años 30, por lo que cada pieza tiene una añoranza a la forma de vestir de las mujeres de la época. Volúmenes representados en faldas amplias, blusas vaporosas y pantalones anchos de corte varonil que se decoran con volantes, garruchas, frunces y drapeados. Pana, algodón y organza que se mezclan con estampados de cuadros, en una paleta de color que se mueve entre blancos y negros, con tonos más vibrantes como rojos, rosas y celestes. Prendas repletas de esencia con un toque elegante y casual para la mujer actual.


Finalistas

Juan Antonio Real. Sevilla

La contradicción de sentimientos humanos se transforma en arte para dar vida a un caos de formas y colores a través de la mezcla de estampados, texturas y volúmenes que pueden convivir perfectamente en una misma prenda o look. Así es la inspiración de este joven sevillano, residente en Jaén, que bajo su firma Juan Millán optó al certamen con la colección ‘Sarmale’, una propuesta femenina que nace de un año lleno de cambios e incertidumbres para convertirse en una auténtica revolución emocional. A sus 35 años, es la segunda vez que concurre a un concurso de nuevos valores de la moda, tras haber participado en 2018 en Code41 Talent ,donde recibió el premio Bulevar Sur.

Formado en Diseño y Gestión de Moda en la escuela Ceade Leonardo de Sevilla, su pasión por el diseño la lleva en la sangre desde muy niño, aunque no fue hasta el año 2010 cuando decidió  dar el paso para aprender las técnicas. Su colección nace de un año lleno de cambios personales, de un futuro incierto y de una revolución emocional que se unen en un caótico mundo que expresa dando vida a vestidos camiseros, faldas y abrigos oversize, shorts, leggins y trajes de chaqueta.

José Pérez Rubio. Jaén

Bajo la marca JOTA, este joven natural de Linares (Jaén) llegó a la final de Jóvenes Diseñadores de Tenerife para presentar su colección ‘EGO’, una propuesta masculina que refleja la valoración excesiva de uno mismo, con la que busca romper esquemas para enfocarla a un público fuerte y sin miedos. A sus 22 años, no es la primera vez que concurre a un concurso de nuevos talentos del diseño e, inclusive, hace dos años intentó probar suerte en este mismo certamen, aunque será en la onceava edición cuando llegó la oportunidad de quedar entre los finalistas. Formado en Diseño de Moda en la Escuela de Arte de Granada, durante todo este tiempo ha ampliado sus conocimientos con varios cursos y seminarios, madurando como diseñador y encontrando su exclusiva y transgresora esencia.

Su propuesta se inspira en un grito de libertad contra los cánones establecidos en la sociedad actual. Una ruptura del clásico estilo masculino para reivindicar el menswear a través de un eclecticismo de formas con la que reinventar y presentar a un hombre nuevo. Explosión de colores vivos sobre neutros que, sin dejar de lado la sastrería tradicional, potencia nuevos cortes y siluetas entre las que destacan prendas oversizes con otras ajustadas. Jerséis, pantalones, camisas, abrigos, bufandas XXL o blazers dan vida a diferentes looks en tonalidades suaves y pastel que se rompen con amarillos, fucsias, verdes y azules. Destaca el uso de cuerdas de colores que forman las diferentes traducciones del pronombre ‘Yo’.

Antonio Luque Carmona. Córdoba

Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Granada, formado en patronaje industrial y confección y máster en Diseño de Moda por el Instituto Europeo de Diseño, este cordobés de 29 años presentó su colección ‘Volcán, que arroja pliegues’, una propuesta femenina inspirada en las pinturas del Greco a través de la poesía de Rafael Alberti.

Su pasión por la moda comenzó siendo aún niño, cuando descubrió los desfiles de alta costura de París que luego interpretaba en sus dibujos. Una vocación por el arte que le llevó a enfocar su carrera como diseñador, logrando ser representante de España en ModaPortugal Fashion Design Competition. Más tarde, probó suerte en la X edición de Code41 Talent de Sevilla y, este año en el certamen de Tenerife con una propuesta que va más allá de la moda y en la que toma como base la obra ‘El Expolio’ de El Greco, la cual, a través de los poemas de Rafael Alberti, va desgranándose en piezas repletas de simbolismo.

Diseños llenos de color donde juega con formas asimétricas que construyen siluetas del pasado sobre el actual cuerpo femenino. Versatilidad y cromatismo para vestir a la mujer de cara a la temporada Otoño-Invierno 2019/20. Sudaderas, pantalones, vestidos, monos y túnicas oversize priman entre los outfits que conforman esta propuesta, en la cual destacan las combinaciones armónicas y los detalles exclusivos.

Texto: Mónica Ledesma.
Fotos: Carlos M. Anglés.
Comparte esto